Para el correcto funcionamiento de la web IZAS OUTDOOR se requiere JavasScript.

Si lo has deshabilitado intencionadamente, por favor vuelve a activarlo.

Viaje a Estados Unidos, Chema Galve | Izas Outdoor
Viaje a Estados Unidos, Chema Galve

Viaje a Estados Unidos, Chema Galve

En esta ocasión, Chema nos cuenta que fue de su último viaje a Estado Unidos. Un viaje de aventuras y lleno de nostalgia al encontrarse de nuevo con viejos amigos. Toda una aventura desde el inicio ¡No te lo pierdas!

Comienza el viaje

Son las 23.30 de la noche y me encuentro tirado en un área de servicio en Toulosse, en Francia. Más concretamente a unos 80 kilómetros de distancia. Estamos volviendo de escalar en hielo en los Ecrins y en un par de días tengo que estar en Madrid cogiendo un avión. La vida no da para más. Y por si esto fuera poco, se me acaba de romper la furgoneta, lo que quiere decir, que tengo que llegar a Madrid como sea para coger ese avión. Tengo un billete a Denver (Colorado) para ir a ver a mi buen amigo Javier Antoñanzas, y con la excusa, irnos a escalar por Colorado y Utah.

Me acuesto con el pensamiento de que mañana será otro día y que podremos solucionarlo. De primeras, parece un fallo en el sistema eléctrico, pero el hecho de tener que llamar a la grúa y tener que coger un avión a 600 kilómetros de donde me encuentro, me agobia. Al levantarnos, llamamos a la grúa y le decimos el punto exacto en el que estamos. Colgamos y nos preparamos el desayuno mientras como por arte de magia, se me ocurre meter la llave en el contacto y girarla, no sea que funcione. En efecto, el motor arranca y yo, sin saber cómo reaccionar, recojo todo para volver hasta donde la furgoneta aguante. Sorprendentemente llegamos hasta casa y, aunque a toda prisa, me da tiempo a deshacer y hacer las maletas entre viaje y viaje. No me quiero imaginar lo que hubiera pasado si no hubiera arrancado la furgoneta.

Reencuentro con un viejo amigo

Con todo este preámbulo llego al aeropuerto el día y la hora marcados. Empieza bien el viaje. Esto promete.  A partir de ahora, lo de siempre: aviones, escalas, maletas y muchas horas hasta llegar al destino. En Denver después de 24 horas de viaje, empieza de nuevo el viaje. Un abrazo me une con mi amigo año y medio después ¡Cómo pasa el tiempo! Javi y yo hemos vivido grandes aventuras juntos a lo largo y ancho del planeta. Cruzar Denver para dirigirnos al hielo de Colorado nos lleva otras dos horas ¡Qué viaje más largo!

Rumbo el Colorado

Después de muchas horas llegamos al destino y mis párpados caen sin hacer ningún tipo de esfuerzo. La predicción meteorológica acompaña pero una serie de cosas hacen que no podamos escalar. Dedicamos el día a preparar toda la información necesaria para el estado de las cascadas de hielo. Al principio me fastidia no poder aprovechar este día tan bueno de montaña, pero luego, después de una semana escalando a diario, lo agradeceré. Así pues, empieza el festival de escalada, primero en hielo y luego en roca. Hace frío y el primer día, sábado, vamos al valle de Silverton, donde escalamos una cascada de hielo muy bonita. Doscientos metros son una buena introducción para lo que está por venir. Una buena cena para reponer fuerzas y vamos al cercano valle de Ouray para escalar una cascada difícil de encontrar, pero que merece la pena escalar. Un par de días por allí nos hacen darnos cuenta de que las cascadas de hielo han empeorado debido al aumento de las temperaturas así que después de tres días escalando en hielo, optamos por el plan B, el desierto de Utah. El lejano oeste, Indian Creek, torres en el desierto… ¡suena bien!

Estados Unidos Ouray Colorado

De la nieve al desierto en Utah

Del hielo de Colorado hasta las fisuras rojizas de Utah, de la nieve a la tierra del desierto y de la gente fanática del hielo a la soledad del frio tacto en las manos… Paisajes contrastados, mente abierta. Si no podemos escalar en hielo, pues a la roca ¡El caso es aprovechar el tiempo! Dos días en Indian Creek me hacen darme cuenta de lo increíble de este lugar, de porqué es famoso a nivel mundial y de la calidad de sus vías. El tiempo ha empeorado y nieva. Pero se puede escalar. Suficiente. Hace mucho frío, sí. Pero mejor será la experiencia grabada en nuestra mente para el día de mañana ¿Qué vamos a hacer? ¿Quedarnos en el coche todo el día? Se puede escalar ¡pues escala! ¿O acaso cuando estés en una cara norte en el Himalaya o en los Alpes vas a tener 20 grados para que tus dedos sientan el calor del Sol?

Indian Creek Utah

El siguiente destino es Moab y de allí, a la Castlenton Tower. Era el sexto día consecutivo de escalada y estaba con más ganas que nunca. El cuerpo pedía más y no sabía decir que no. Aún no tenía ni idea del frío y las miserias que pasaríamos en la pared en unas horas. Todo el día escalando a unos cuantos grados bajo cero. Y qué manera de arrastrarnos por aquellos offwith aprovechando que no nos veía nadie!
Escalar una torre en pleno invierno en mitad del desierto americano es una de las experiencias más bonitas que he tenido nunca. Sensación máxima de aislamiento y soledad. Nada ni nadie en muchos kilómetros a la redonda. Cerrar los ojos, coger aire y sentirte un privilegiado al ver otra puesta de sol mientras bajábamos con las últimas luces al coche...

Castlenton Tower desierto Utah

Al día siguiente, intentamos escalar pero fue un hecho inútil. Estábamos demasiado cansados, teníamos resaca después de una semana a tope y un largo desayuno a base de huevos fritos nos dejó vistos para sentencia. Había valido la pena. Estábamos en el lejano oeste y con eso, nos valía.

Aún no termina el viaje

Iluso de mí, pensaba que aquí había acabado mi periplo por USA pero nada más lejos de la realidad aún me quedaba algún que otro traqueteo. Un viaje express a las Rocky Mountains para contemplar una maravilla de paisaje y dar un paseo por las profundas nieves de Colorado. Y de allí a deshacer lo andado: Denver, Londres, Madrid, Zaragoza y… en esta ocasión cambiamos Toulosse por Gavarnie. Nada peor que tener buenos amigos. A pesar de estar en el extranjero se acuerdan de ti y te esperan con la furgoneta lista para irnos a escalar en hielo. Y es que hay que aprovechar cuando Gavarnie se pone bueno! Así que para allí que fuimos haciendo de Zaragoza una escala más.  Trescientos metros más de hielo ponían la guinda a un pastel que ya de por sí estaba riquísimo. Un invierno diferente y bien aprovechado.

Antes del viaje: La maleta

Chema es una de esas personas con una gran capacidad de hacer la maleta con todo lo necesario para sus viajes en poco tiempo. Todo lo que necesita para sus escaladas o sus rutas por montañas de nieve, lo lleva dentro de una mochila de trekking, junto con todos los accesorios para escalar y su ropa de montaña. Nada le puede faltar ni llevar de más peso en una mochila, así que antes del viaje tiene que preparar sus prendas que mejor se ajustan a él:

Ropa de montaña IZas

Calzado trekking: dentro de nuestra amplia gama de zapatillas tenemos el modelo Zorge, un calzado de trekking para rutas por la montaña y senderismo. Con entresuela de goma Eva para la amortiguación de la pisa durante las rutas por la montaña. Un calzado que se adapta perfectamente a la montaña para terrenos secos.

Zapatillas trekking hombre Zorge

Zapatilla trekking Unisex Zorge

Pantalones de trekking: uno de los pantalones que más le ha gustado a Chema de toda nuestra gama de pantalones trekking es el modelo Sinai. Un pantalón de gran adaptabilidad y sin cinturón, en su lugar lleva una goma elástica que puede adaptarse con la tanca. De esta forma, evita las molestias que le puede ocasionar un cinturón al utiizar arnes durante la escalada. Al mismo tiempo, le protege del frío sin ser un pantalón de hombre extremadamente grueso. Al mismo tiempo, tiene cierta repelencia al agua que evita la entrada del agua. En la parte baja de la prenda, dónde el calzado en el interior, lleva un tejido de refuerzo que ante las rozaduras que se pueden producir por fricción hace que sea más resistente.

Pantalón Trekking hombre Sinai

Pantalón trekking hombre Sinai

Chaqueta de fibra: como prenda para mantener el calor, considera que la chaqueta de hombre con fibra Sindu se adapta muy bien a climas frios. Al tratarse de una prenda ligera y que se comporta mejor antes climas húmedos de las chaquetas de plumas. Gracias a su ligereza, se puede comprimir fácilmente y llevarla cómodamente en la mochila.

Chaqueta de fibra Sindu

Chaqueta fibra hombre Sindu

Chaqueta Impermeable: y como tercera capa o última capa, tenemos el modelo Seil de chaqueta impermeable. Muy ligera y que se puede recoger el propio bolsillo. Para Chema, una prenda 10 que cumple las expectativas de una tercera capa y que puedes emplearla para diferentes tipos de actividades Outdoor.

Chaqueta impermeable Unisex Seil

Chaqueta impermeable unisex Seil



Envío Gratis a partir de
49 Euros en península

Gastos de transporte gratis a partir de 49€ en península y Baleares para todos los pedidos

 

Más información


14 días para devoluciones

 

Tiempo para solicitar una devolución 14 días, desde recepción.

 

 

Más información


Atención al cliente 976 50 20 40

 

Nuestro departamento de atención al cliente te atenderá eficazmente de 8:00 a 17:00 horas.

 

Más información

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe en tu correo electrónico nuestras noticias y mantente al día de las novedades. Sólo tienes que registrarte introduciendo tu e-mail. Política de Privacidad.

Se necesita un valorFormato no válido

Síguenos en las redes sociales

Mi cuenta

Cesta
Registrarse

Izas Outdoor

Ropa de montaña Calle Trapani, 20 - Pol. Ind. Plaza
50197 Zaragoza
Zaragoza (España)
Teléfono (+34) 976 50 20 40
Horario de oficinas: 8:00 - 17:00
Email: info@izas-outdoor.com

Aviso legal | Política de cookies
Política de Privacidad

Izas Outdoor utiliza cookies al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. Política de cookies
Política de Privacidad